Propiedades del marisco

Propiedades del marisco

El marisco proporcionan nutrientes esenciales al cuerpo. Estos incluyen vitaminas A, B y D, así como ácidos grasos omega-3. El pescado también es rico en calcio y fósforo y una gran fuente de minerales, como hierro, zinc, yodo, magnesio, selenio y potasio. La vitamina A que contiene el marisco ayuda a proteger la visión y estimular el sistema inmunológico. Las vitaminas del complejo B influyen en la producción, el metabolismo y la concentración de energía.

Los mariscos son una de las únicas fuentes alimenticias de vitamina D, que promueve el crecimiento óseo saludable, la absorción de calcio y aumenta la eficiencia del sistema inmunológico y el crecimiento celular.

Dos ácidos grasos omega-3 que se encuentran en el marisco son EPA (ácido eicosapentaenoico) y DHA (ácido docosahexaenoico). Nuestros cuerpos no producen ácidos grasos omega-3, por lo que debemos obtenerlos a través de los alimentos que comemos como por ejemplo a través del marisco. Los ácidos grasos omega-3 se encuentran en todo tipo de pescado, pero son especialmente ricos en pescados grasos como el salmón, la trucha, las sardinas, el arenque, la caballa, el atún y las ostras.

Un estudio financiado por los CDC de 12 factores de riesgo dietéticos, de estilo de vida y metabólicos modificables en los Estados Unidos encontró que comer mariscos para obtener ácidos grasos omega-3 esenciales puede prevenir 84,000 muertes cada año.

Los beneficios del marisco para tu salud

Los ácidos grasos omega-3 presentes en los mariscos tienen innumerables beneficios para la salud:

  • El marisco ayuda a mantener un corazón sano al bajar la presión arterial y reducir el riesgo de muerte súbita, ataque cardíaco, ritmos cardíacos anormales y accidentes cerebrovasculares.
  • Ayuda a la función cerebral saludable y al desarrollo infantil de la visión y los nervios durante el embarazo.
  • Comer marisco disminuye el riesgo de depresión, TDAH, enfermedad de Alzheimer y demencia.
  • Puede reducir la posibilidad de desarrollar diabetes y el síndrome metabólico que la precede. La evidencia sugiere que un mayor consumo de omega-3 o pescado graso también puede tener un efecto positivo en el metabolismo de la glucosa y la insulina. Los mariscos con ácidos grasos también atenúan los procesos inflamatorios que contribuyen a la diabetes.
  • Puede prevenir la inflamación y reducir el riesgo de artritis.
  • Los mariscos te hacen más inteligente. Las personas que comen pescado con frecuencia muestran tener un hipocampo cerebral un 14% más grande: el gran centro de memoria y aprendizaje

El metilmercurio

Aunque todos los pescados tienen trazas de metilmercurio, los niveles varían ampliamente y la mayoría de los pescados tienen cantidades muy bajas. Por lo general menos de una décima parte de las pautas establecidas en los Estados Unidos para el nivel permitido de metilmercurio en el pescado y en el marisco. Los estudios han demostrado que los niveles más altos de metilmercurio se encuentran en peces grandes como tiburones, pez espada y grandes atunes como el atún rojo.

Los atunes más pequeños, como el listado, que se utiliza para el atún claro enlatado, tienen mucho menos metilmercurio. En cambio, el atún blanco enlatado tiene niveles intermedios. Estudios recientes han demostrado que el selenio, un mineral esencial que se encuentra en muchos peces del océano, se acumula en el cuerpo y parece proteger contra la toxicidad de las trazas de metilmercurio.

Para la mayoría de las personas, el riesgo del metilmercurio al comer pescado y mariscos no es un problema de salud.

Como hemos podido ver los mariscos tienen una alta riqueza nutricional. Además, la mayoría de ellos no  supera las 100 calorías por 100 gramos por lo que el balance es muy positivo. En City Wok podrás comer una gran variedad de mariscos, ¡escoge la variedad de pescado que más te guste y a disfrutar!